Noticias de Pando

Justicia condena a 30 años de cárcel a sicario por asesinar a integrante del PCC

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El Tribunal de Sentencia Primero de Cobija condenó a Denis Mariaca Torrico, integrante de la banda criminal Comando Rojo, a 30 años de cárcel por asesinato al adolescente José M.P., de 17 años, que pertenecía al Primer Comando de la Capital (PCC).

     El Fiscal Departamental de Pando, Marco Peñaranda, informó que, en audiencia de juicio oral, el Ministerio Público demostró con pruebas contundentes que Mariaca es autor del delito de Asesinato cometido en contra de un menor de 17 años, por ello debe cumplir la condena en el penal de Chonchocoro de La Paz.

     Según el reporte de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Vida, la víctima fue asesinada con varios disparos de arma de fuego, debido a que éste se dedicaba a realizar pillajes y robo, y pertenecía a una banda criminal brasileña denominada Primer Comando de Capital (PCC).

     Entretanto, el acusado pertenecía a la otra banda delincuencial Comando Rojo, y siendo que entre ambas bandas existe una rivalidad marcada, el fin era eliminar bajo la figura de sicariato, a cualquier otro miembro de la otra banda, práctica que hasta la fecha se viene desarrollando en la ciudad de Cobija.

     Luego de concluir el juicio oral, el acusado fue condenado a 30 años de presidio. Se conoce que el sentenciado, por su alta peligrosidad, está cumpliendo condena en el penal de Chonchocoro de La Paz, además que el mismo está involucrado en otros tres casos de asesinato.

     Además de Mariaca, en el hecho de sangre participó otro hombre, un menor de edad de 15 años, Ángel I.A.M.

Antecedentes

     El Fiscal de Materia, José Luis Quispe, señaló que el hecho de sangre sucedió la madrugada del 2 de agosto de 2022 cuando la Policía reportó un tiroteo en el barrio de Santa María de la capital pandina, tras que la señora I.C.C. informó que en su domicilio escuchó disparos de arma de fuego en una de las habitaciones que alquilaba.

     Al acercarse al lugar vio que su inquilino José M.P., estaba muerto con signos en su cuerpo de haber recibido varios disparos de un arma de fuego.

     Según la autopsia del médico forense, la víctima tenía seis heridas contusas perforantes de ingreso, una en la región cervical y cinco en el tórax posterior, siendo que las mismas han causado la muerte instantánea por shock hipovolémico hemorrágico, laceración pulmonar hepática y traumatismo torácico abdominal penetrante producido por impacto de proyectil de arma de fuego.

Comparte