Noticias de Pando

Fiscalía investiga a tres madres por encubrir la violación a sus hijas

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El Ministerio Público lleva adelante en Cobija actos de investigación en contra de tres madres por presunto delito ‘Complicidad en Violación’. Existen indicios que tenían conocimiento que sus hijas -menores de edad- sufrían agresiones sexuales cometido por sus padrastros y no denunciaron.

     El Fiscal Departamental de Pando, Marco Peñaranda, informó que los reportes de violación en el departamento sigue en aumento, cada vez se conocen casos más dramáticos de niñas y adolescentes víctimas de violencia sexual, cuyos agresores son personas del entorno familiar, con mayor frecuencia padrastros y tíos.

     De acuerdo al sistema informático de la fiscalía, de enero a noviembre se registraron 377 casos de violencia contra la mujer, 256 de violencia familiar o doméstica; 56 casos de violación de infante, niño, niña o adolescente; 34 de abuso sexual, 16 por estupro y 15 casos de violación. Lo más grave, en Pando tres mamás, aparentemente, tenían conocimiento de la situación de sus hijas y no denunciaron a las instancias correspondientes.

     La fiscal de materia Tania Patricia Romero confirmó los actos investigativos contra las progenitoras, mayores de 25 años, que en vez de denunciar a los agresores prefirieron encubrirlos y continuar a su lado, mientras sus hijas, de 11 a 13 años, soportaban las violaciones.

     “En este tiempo son tres mamás que están siendo investigadas por presunta complicidad de los delitos de violación y abuso sexual. No denunciaron las agresiones sexuales y prefirieron estar con sus parejas, mientras el delito se cometía con sus hijas”, mencionó Romero.

     Los agresores fueron enviados a la cárcel de Villa Busch y las investigaciones continúan. Ante la falta de protección de las madres hacía sus hijas, las instituciones encargadas de hacer prevalecer la integridad y derechos de los menores emitieron una orden de alejamiento en contra de las progenitoras, donde se prohíbe acercarse a las víctimas.

     “El daño que deja una agresión sexual es de por vida, afecta a la esfera emocional de las víctimas y muchas veces no reciben siquiera un tratamiento psicoterapéutico adecuado, porque algunas mamás prefieren que sus hijas olviden y el olvido no es una forma de terapia, necesitan el apoyo especializado de profesionales que les ayuden a superar estos daños”, explicó Romero.

     El Ministerio Público considera que puede haber hechos similares que no son reportados porque las víctimas prefieren callar o los padrastros, tíos y otros familiares cercanos, impiden que el caso sea de conocimiento de las autoridades. Pide a las víctimas hacer conocer la denuncia para sancionar a los agresores.

     “Muchas veces no se llega a conocer porque el agresor intimida, amenaza a la víctima de que va atentar contra la familia, los hermanos, la madre, entonces para que una víctima salga de ese silencio en el que vive sufriendo esta agresión pasan años y de pronto hay un hecho que puede marcar su vida y que deciden denunciar contar a una tía contar algún familiar algún amigo y ya el hecho se va a conocer”, señaló la fiscal de materia.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.