Noticias de Pando

Fallece el primer paciente con coronavirus en Pando

COBIJA/PERLA DEL ACRE

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Kuniaki Murakami confirmó este sábado la muerte del primer paciente infectado con coronavirus en Pando, a causa de un paro cardiorrespiratorio. Aplicando los protocolos y medidas de bioseguridad, el cadáver fue embolsado y enterrado en un lugar exclusivo para estos casos, alejado del centro de la ciudad.

     La noche del sábado 28 de marzo, el Ministerio de Salud confirmó el primer caso de coronavirus en Pando. Una persona de 67 años, sexo masculino, que llegó a Cobija el 18 de marzo procedente de la ciudad de La Paz, en una línea aérea. Dos días después fue internado en el centro de aislamiento Perla del Acre, donde los médicos realizaron la atención especializada.

     Inicialmente su situación era complicada, poco a poco fue evolucionando favorablemente, lo que hacía ilusionar al personal médico, pero en las últimas horas bajaron sus defensas, a causa de otras patologías que adolecía, y la mañana de este sábado, alrededor de las 10.15 horas, falleció por paro cardiorrespiratorio. Al momento de ser retirado del centro de salud, la Policía cerró el perímetro, a cien metros a la redonda.

     “Hemos tenido el primer deceso por Covid-19 en el departamento, se ha contemplado dentro del tratamiento todos los protocolos de las sociedades científicas. El paciente estaba evolucionado favorablemente, lamentablemente al tener una enfermedad de base sufrió un paro respiratorio. Los médicos han hecho todos los intentos de reanimación, pero no se ha podido salvar la vida”, señaló el director del Sedes.

     La autoridad explicó que el denominado “paciente cero” al tener una patología de base; diabetes, neumonía y antecedentes de un tratamiento de próstata, sus defensas bajaron. Aclaró que el personal del establecimiento Perla del Acre estuvo pendiente las 24 horas, en turnos establecidos, fue repentino su deceso.

Entierro en lugar exclusivo

     Los restos fueron colocados en dos bolsas de plástico (especial para fallecidos con coronavirus) y en un ataúd, después se realizó el traslado a un lugar alejado del área rural, cumpliendo todos los protocolos y medidas de bioseguridad.

     Más de 20 funcionarios del municipio, de distintas unidades, participaron en el traslado y en la primera inhumación del primer fallecido con Covid-19. Esta actividad también contó con el apoyo de efectivos de las Fuerzas Armadas y Policía. Solo un familiar de la víctima (con los implementos y a una distancia que el caso amerita) acompañó todo el procedimiento.

     En el municipio de Cobija se habilitó un lugar exclusivo para enterrar a personas fallecidas con coronavirus, en una superficie de ocho hectáreas entregadas por el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y la ficha ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Agua (MMyA), distante a aproximadamente 20 kilómetros de la ciudad y a más de 13 kilómetros a la redonda donde no existen viviendas particulares.

     Sin embargo, cuando se acercaron a una comunidad, algunos moradores trataron de impedir el paso de la movilidad, con el argumento de posible contagio, que ninguna autoridad les informó sobre este caso, ni las medidas de prevención que se deben tomar. El hecho no tuvo mayores consecuencias y se cumplió con la inhumación.

Pacientes estables      

     El director del Sedes agregó que el estado de los otros 11 pacientes infectados con el virus es estable, están aislados en sus domicilios. A cinco asintomáticos se les tomaron las primeras muestras y de salir negativo, se tomará una segunda muestra y posteriormente se lo declararía como paciente curado bajo observación por 14 días más.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.